Translate

martes, 18 de diciembre de 2012

El huevo robado

Una vez, en un huerto, había dos nidos de perdices: el uno sobre un ciprés y el otro sobre un olivo.
Un día la perdiz que vivía sobre el ciprés robó un huevo a la del olivo, para añadirlo a los que estaba incubando.
Después de algún tiempo se abrieron los huevos de ambos nidos y las dos perdices fueron madres. Y sus hijos crecieron, se vistieron de plumas y al fin llegó el día del primer vuelo.
Uno tras otro, los pajaritos que vivían en el olivo se soltaron, dieron unas vueltas y después regresaron, felices, a su nido.
Uno tras otro, también los que vivían sobre el ciprés se lanzaron a revolotear por el huerto. Pero uno de ellos, en vez de regresar al ciprés, voló hasta el nido que estaba en el olivo.
Era el pájaro que había nacido del huevo robado y que, por instinto, regresaba con su verdadera mamá.

(de Leyendas: Verdad. H. 8 v.)

1.082. Da Vinci, Leonardo - 012

No hay comentarios:

Publicar un comentario